Latest news

Lo que debes saber de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos)

No comments

 

La LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) se ha creado con el fin de proteger la intimidad de todas las personas y su derecho al honor.

Por ende, todos los datos que sean de personales y que se proporcionen tanto a empresas como a otras personas, deben estar bien protegidas.

Además, quienes las facilitan tienen que conocer cómo, dónde y cuándo se va a utilizar o guardar esos datos. Sin embargo, aún hay mucho desconocimiento de este tema, por lo que estos conceptos te ayudarán a aclarar algunas de tus dudas de la mano de una consultora LOPD empresas especializadas.

 

Lo que tiene que cumplir la LOPD

Todo aquel que tenga en su poder información personal de clientes, proveedores, trabajadores, etc. está obligado a cumplir con la Ley. Esto afecta tanto a particulares y trabajadores autónomos como a entidades jurídicas.

Es decir, que si tenemos datos de personas que trabajan para nosotros, nos suministran algo, comprar nuestros productos o solicitan nuestros servicios, tenemos que cumplir con la ley. Solo en el caso de que los datos sean de carácter personal.

Es decir, que los de empresas no se ajustan a estos requisitos.

En vista de que el archivo se puede dejar en manos de un responsable que no tiene por qué ser el mismo que utilice los datos, en caso de una auditoría LOPD para empresas es importante aportar todo esta información.

 

Los datos personales

Todos aquellos datos que sirvan para identificar concretamente a una persona se consideran de carácter personal. Por tanto, el nombre y apellidos, número de DNI o Seguridad Social, dirección, fecha de nacimiento o cualquier otro dato a efectos estadísticos entra en la definición. Todos estos datos, si quedan registrados en algún fichero que se pueda consultar posteriormente, están dentro de la LOPD.

 

La LOPD y su Seguridad

No todos los datos de carácter personal tienen el mismo nivel. La ley otorga un grado distinto en función de la sensibilidad de estos, que deben protegerse de manera diferente según cómo sean.

Los datos básicos son aquellos que se recogen de forma más habitual, como el nombre, la dirección, datos bancarios, etc.

Los datos de nivel medio tratan de aficiones, multas, historial de solvencia y similares.

Por último los de mayor nivel se basan en las preferencias sexuales, filiación política, creencias religiosas o información clínica.

 

Cómo cumplir la ley

El primer paso para la adaptación LOPD para empresas y particulares es sarse en alta en la AEPD, informando de cuál es la actividad a la que nos dedicamos y qué nivel de datos vamos a manejar. Después, registraremos el fichero y notificaremos el nombre del responsable y el encargado.

Después hay que notificar a cada persona que guardaremos sus datos personales, para lo que deberá darnos su consentimiento. Si los datos los hemos recopilado de fuentes públicas, no es obligatorio este paso.

Sobre el fichero existe un secreto profesional. Es decir, que nunca se pueden publicar los datos ni proporcionar a otros que no estén debidamente autorizados.

Una vez que no sean necesarios, los datos deben destruirse.

Las personas que consienten en ceder los datos tienen el derecho a acceder, rectificar o borrar aquella información que consideren errónea o que no quieran seguir ofreciendo.

Cumplir con la LOPD es algo muy serio, ya que incurrir en errores puede acarrear sanciones muy duras. Por ello, lo mejor es contar con un experto que nos ayude a llevarlo todo dentro de las normas.

 

Fuente: Madridiario

Harvey LluchLo que debes saber de la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *